Rosa Chancho

Rosa Chancho

Mentioned by

Mentioned

Strength and elegance (2007/Septiembre)

During August and September 2007, the artist Michael Mitlag schedules two gatherings in his house in the neighborhood of Congress. During working days from 15h to 20h. For the first experiences were invited Cecilia Szalkowics & Gaston Persico, who presented Club Script performing on August 16, and Rosa Chancho. The meetings are shared with a group of 40 guests, mostly artists.
On September 25, Rosa Chancho organizes Strenght and Elegance, an event that revolves around a two hours limousine ride along the perimeter of the City of Buenos Aires. Only six people are selected among those present. In the view of our host, the waiter Jaime, those more elegant deserve the experience. They are provided with a video camera for recording. The excluded majority remains in the house awaiting the return of the chosen ones, with a program that includes champagne, pyramids of Ferrero Rocher chocolates, ice sculptures, music hits of the 90s and the projection of Elizabeth Taylor's Cleopatra.
To finance Rosa Chancho condenses this experience in an artwork: Strength and Elegance kit, an object box of five editions. The first edition, or The Sponsor Box, was sold before the event to a collector for the full implementation of this project.

Prize for the Visual Arts Rosa Chancho 07 (2007/Mayo)

The first edition of the Rosa Chancho Awards for the Visual Arts brings together two systems: Award-Trophy / Gallery-Price, regulated by the context of the fair and a top sale price for emerging art. First award: Possibility of an artists to sell at the maximum rate permitted: u $ s 1,300. The best is the most expensive and most expensive is the best.
We create a virtuous circle, legitimizing the work and encouraging the careers of our artists with a jury conformed by the gallery itself. The stand with the winners, located in the Youth Neighborhood of the ArteBA Fair is decorated like a stage set with reminiscences of the newly rich kitsch of the 90s.
The first prize was awarded to Kuki Benski, a 55 years old artists who had not had greater exposure. Among the young galleries, Kuki becomes a frenzy of sales and his work is reproduced in various media. The award ceremony was conducted live by the famous Venezuelan actress, Catherine Fulop.

Bull of mud (2007/Marzo)

A ball of mud two feet in diameter hovers between the columns of Testa. Five gallerists start throwing mud to create a space on a sphere. The mud ball is an epicenter of energy. The new space, invading the old space is constructed under certain rules.
The five gallerists invite five artists or none artists to be transformed into mud. They are given a week to work together or individually. “The Mud”, -those first 5 people- must invite, in turn, five other people -artists or no artists- to be the Mud of the following week. Rosa Chancho reserves the right to assign a “Squadron of the Darkness”: A group of “N” artists or none artists who would be “The Darkness” and may transform the process whenever they are released.
The gallery offers in the room: soil, water and elements proposed by any of the “Mud” people. The Gallery does not give any advice for the "good" use of the material. The work area is delimited to the entire room of the CCEBA, Spannish Cultural Centre of Buenos Aires and the work environment provides neutral conditions for its development.
The process begins on February 15, -open to the public- and ends on March 20, the opening day. The show in its final stage, continues until April 20.
Rosa Chancho is an art gallery.
Ball of mud is its project at the CCEBA.
Artists invited by Rosa Chancho: Rafael Cippolini, Florencia Rodriguiez, Juliana Iriart, Nicholas Mastracchio, Deborah Pruden, Sebastian Bonnet, Axel Straschnoy Monica Giron, Benito Laren / Rios, Daniela Luna and the special participation of “The Darkness Squadron”.

Observers (2006/Noviembre)

Developed in Question 1, Vision of Art.

The artwork man (2006/Mayo)

Rosario. September 2006.
The Museum of Contemporary Art of Rosario (Macro) invited Rosa Chancho to participate in the Second Week of Art in that city. A neighbor, named Ruben Asencio, enrolled the Art Delivery program and he is offered, as an option, an artwork to be sent to his home.
Through four mechanisms, Rosa Chancho reverses the order and later converted the neighbor into artwork.
1st stage: Baptism.
Fernando Farina (Director Museo Castagnino Macro) performed the baptism by standing at the gates of the museum peppering the man with holy water and signing a certificate, together with Rosa Chancho begins the men’s conversion into work of art.
2nd Stage: Appraisal.
Rosa Chancho moved the work to be valued by the gallerists of Pasaje Pam. Its sales potential is discussed. The issue revolves around the rights to the work that a potential buyer acquires by having Ruben Asencio, a psychiatrist who lives in Rosario. Finally, the decision is to sell the project and not the person, to 10,000 Argentinean pesos.
3rd stage: Workshop.
We developed a workshop along with theoretical experts and artists from Rosario and abroad to discuss the limits of the work regarding its fluids, children and possible modes of exhibition. It is decided not to show it as an object, but as a person.
4th stage: Exhibition
Ruben Asencio is presented as an artwork to the society and artistic community of Rosario during an opening. Among the personalities on the circuit, Fernando Farina and Roberto Throw, curator of the Macro, show interest in acquiring Ruben Asencio for the Museum's collection, but negotiations were never formalized and the proposal vanished.

Window Project (2006/marzo-Noviembre)

Developed in Question 1, Vision of Art.

Opening (2006/Diciembre)

Buenos Aires. November 2006.
As part of the Open Studio Series Rosa Chancho develops a performance. Opening is the title of a permanent opening/inauguration that takes place at a virtual gallery where the only thing happening is the opening event of the exhibition itself. Rocío Fernandes, film director, is called to develop a schedule of mini moments and direct their implementation. The gallery is delimited by a wooden square of 4 x 4mts with a height of 50cms and a gateway to allow people in and out. The audience is encouraged to enter by offering cheap wine and the chance to eat nachos from a pyramid built on the floor. Typical activities of an opening (drinking wine, eating snacks and socializing) are allowed only within this gallery space with no walls, where the predetermined cycle of situations is merged with the spontaneous relationships generated among the visitors.

Retrospectiva (2008/Mayo)

Se da el caso de que el primer solo show de Rosa Chancho en una galería de arte es también una retrospectiva. Se da el caso de que esta galería es Appetite, espacio que tuvo una peculiar gravitación en la escena local de los últimos años. Se da el caso de que todo esto ocurre promediando dos mil ocho: la mirada va hacia atrás, Rosa Chancho se vuelve hacia su propio pasado e implementa para ello una exhibición de obra inédita a la que titula Retrospectiva.
Una exhibición de obra inédita: si se trata de Rosa Chancho, deberemos prever un engaño en esa caracterización: ¿no hablamos del proyecto que explotó en 2006 ofreciendo apenas un espacio físico abstracto como una página en blanco abierta a los usos y concatenaciones más variados? ¿No es Rosa Chancho un grupo de artistas que sistemáticamente se caracterizó por diversificar su condición de artistas, galvanizándola en una notoria profusión de iniciativas cercanas al debate sobre el campo del arte, el trabajo en colaboración y el montaje y desmontaje de redes e instituciones bien adheridos al pulso de cada momento? En poquísimo tiempo, Rosa Chancho hizo ruido valiéndose de un espacio concreto atacado por proyectos específicos (proyecto ventana), un premio a las artes visuales (que tuvo lugar en la feria arteBA) y una discusión en torno de la posibilidad que tenía un vecino de Rosario de convertirse en pieza estable de la colección del Castagnino+MACRO, por tomar unos pocos ejemplos. Pero su poder de fuego supo no confundirse del todo con la sensación térmica discursiva reinante en el momento en que el proyecto surgió: la curva de densidad decreciente de una atmósfera epocal cargada de grupos, colectivos y redes.
Buscando la expresión mínima: Rosa naturans, Rosa naturata, Rosa ubicua
Para factorizar adecuadamente la estela de Rosa Chancho sobre la coyuntura artística local de los últimos años no conviene inscribir similaridades morfológicas (en cuanto al trabajo grupal) en un conjunto de fenómenos más abarcativo (colectivos de artistas, artist-run spaces, etc.). Es interesante lo inverso: la manera sutil en que el grupo, asimilando los tópicos vinculados con la desmaterialización del objeto artístico y la magnificación del elemento relacional que corrieron todo a lo largo de los primeros años de la década, pudo producir una obra capaz atestiguar y codificar esos fenómenos en una serie de estructuras conceptuales simples: proyectos concretos que tuvieron lugar en espacios específicos y reclamaron una definida elaboración lógica y textual. Trabajos como Inauguración (Estudio Abierto 2006) o Fuerza y Elegancia (casa de Miguel Mitlag 2007) corresponden plenamente al renuente estado de ánimo de la época, afecto a lo inobjetual, a lo inespecífico y a lo efímero. Pero, en tanto que proyectos, estas experiencias reclaman ser leídas también desde su reverso: eventos programados y producidos en condiciones puntuales, organizados en grillas y tablas de horarios, indentados, subcategorizados, repletos de actores, variables y funciones articuladas en textos que en muchos casos acompañaron el desarrollo de los trabajos y que siempre funcionaron como su bosquejo y su registro. Rosa Chancho puede desglosarse así en dos órdenes: el de las actividades efectivas desarrolladas en cada caso (compartidas, indiscernibles de su exterior y a veces imprevisibles) y el de la proyectación previa. La ubicuidad del grupo, su capacidad de trasvestirse, mezclarse e indiferenciarse dependió siempre de la promoción de recetas, caracterizaciones y definiciones de entorno. De modo que lo que pueda leerse como obra, en el caso de Rosa Chancho, dependerá siempre del curso que tome la interacción de un proyecto singular con el espacio exterior sobre el que opera: espacio de sociabilidad integrado por colegas, espacio discursivo de textos y debates, espacio material y simbólico concreto, con su peculiar semántica de intereses, conflictos y limitaciones. En este sentido, la ubicuidad de Rosa Chancho no tiene nada de inmaterial, y más bien ayuda enormemente a reconocer las condiciones del terreno, los límites y los problemas de las circunstancias que atravesamos.
Pero la articulación de los distintos proyectos tuvo también cierta garantía de mistificación: una mezcla de ironía e ingenuidad, auténticamente sarcástica y pretendidamente inocente. Retrospectiva se vincula de un modo extraño con el pasado común que, de algún modo, reconstruye. El cambio de metodología y orientación es evidente: Rosa Chancho apuesta todo a la recuperación constructiva del espacio y al peso propio de los objetos que en el caso de obras previas tenían una función más subordinada al desarrollo contextual. Si hubiera que decirlo con un verbo, el primer salto mortal viene dado porque este trabajo se propone exhibir, y lo hace taponando y sustituyendo el espacio físico de la galería por un espacio virtual autorregulado e independiente, con su propio diseño de circulación, sus propia lógica y sus propios límites. Dejando de lado el sistema de referencias que la obra propone (las menciones a los proyectos anteriores y a otros artistas), dejando de lado incluso la información visual que ofrece cada tramo de la muestra, la organización tubular de Retrospectiva cumple con la particularidad de ser eminentemente recorrible y exhibitiva. Condición que la aleja de los proyectos previos sólo para vincularla con ellos a partir de elementos y temas que remiten a un imaginario compartido presente desde el vamos en el grupo: la revisión de los años noventa entendidos desde la estética fake plastic, el peso iconográfico de la TV y la temática del show business. Retrospectiva cumple con los standards autocelebratorios del negocio del entretenimiento y apunta a generar efectos sensitivos a partir de de cierto conceptualismo RGB, equidistante del Gutai Project y de Pablo Codevilla: mampostería y panelería, estímulos fuertes y directos, juegos de luz, sonido y movimiento, trucos técnicos y sorpresas de parque de diversiones a medio camino de la crítica institucional y la rememoración de la infancia y la fantasía, en un trabajo sin nostalgia pero dotado de un fuerte sentido de la relectura. Según ellos mismos dicen, hacer una retrospectiva implica apurar el suicidio; a su modo (y por todo lo que representa), Rosa Chancho está precipitando el fin de una época (la época que fue suya o que hicieron suya). El pasillo central que el grupo se autoconstruyó en Appetite nos muestra a sus integrantes travestidos como gente peluda, verdaderos monstruos de feria desprovistos de ojos: la tela cortada (en reverb con la entrada de la muestra) mitifica la relación que Rosa Chancho estableció con su público, con su entorno: mirar antes que ser mirado, poder camuflarse antes de entrar en escena.
Coming Attractions
Según una leyenda urbana caída en desuso, la arquitectura de internet sería capaz de sobrevivir al armaggeddon nuclear, debido a su estructura nodal y anárquica; de Rosa Chancho podría decirse otro tanto: están preparados para cualquier glaciación o derrumbe bursátil de la esperanza que pueda afectarnos. Tomando en cuenta la capacidad de asimilar, integrar y recomponer el tejido externo que tuvo desde sus orígenes el grupo, queda claro que no puede hacerse la historia de Rosa Chancho sin hacer la historia entera de nuestra contemporaneidad: de nuestras instituciones, de nuestros conflictos y nuestras promesas. ¿Qué necesitará el historiador del futuro? Con Rosa Chancho y un puñado de links de del.icio.us debería alcanzarle.
De hecho, podemos aventurar las primeras páginas de un libro sobre la escena artística argentina de los años '00 como una estructura compleja, en la cual el punto de partida dependiera de la posición accidental del lector. Estaríamos seguros de antemano de que un tal libro no debería comenzar por la muestra individual de un artista en alguna galería localizable en tiempo y espacio. Esa primera página podría hablarnos del lanzamiento de la revista ramona, o de los comienzos de la galeria Belleza y Felicidad, o de la serie de actividades que integraron el proyecto Trama, así como los debates y el entusiasmo callejero que en aquel momento acapararon. Quizás el libro se parecería más a un wiki que a un impreso en papel ilustración (y posiblemente más a una página de discusión llena de desacuerdos entre foristas que a una entrada organizada y legible). Se parecería, sin dudas, a Rosa Chancho. Porque Rosa Chancho supo parecerse a todo y ser, de algún modo, todos. Un proyecto que logró fotografiar y organizar mejor que ningún otro la agenda y las formas de mirar de la escena artística local en su integridad puede tomar prestada una frase de Larry Page: Rosa Chancho son ustedes.
Claudio Iglesias
mayo de 2008
Rosa Chancho
Retrospectiva
Appetite

Medidas variables